La Segunda Vez que Cumples Quince

cumples 15Hace quince años o quizás un poquito más fue tu quinceañero. Y a la edad de ahora, a los treinta y pico estas pasando un Déjà vu de emociones que se te hacen muy familiar. Es la segunda adolescencia.  ¡Se adolece todo! Se adolece las decisiones que se tomaron, las personas que ya no están, las metas que no se han cumplido, los riegos que no se tomaron y otras tantas más. Por momentos surgen crisis existenciales que solo te permiten ver el pasado y no disfrutar el presente. Comienza una carrera en contra del reloj porque piensas que estás más cerca de la vejez.  Y en el peor de los casos hasta el acné vuelve a aparecer.

Cuando eres adolescente sufres porque no eres un niño y ya no puedes excusarte ni disfrutar de los beneficios de la niñez, pero tampoco eres adulto para tener las libertades y accesos que vienen con la mayoría de edad. Y a los treinta sabes que no estas viejo pero tampoco tan joven como para perder el tiempo.  Entonces todo adquiere un cierto nivel de urgencia.  Y lo que no se logró hasta el momento empieza a marronearte la cabeza. Así de complicado nuestro crecer.

Ahora ya adulto se enfrentan las responsabilidades de sobrevivir y trabajar, para con lo que nos queda del tiempo, disfrutar de lo que se pueda con quienes están a nuestro lado. Si tienes hijos se añade la ansiedad de que ellos aprendan de ti todo lo posible para que puedan ahorrase algunos sin sabores. Y que hay de ese orgullo propio que comienza a luchar contra la gravedad y se emprende una cruzada de dietas y ejercicios para evitar que las nalgas y todo lo demás no arrastre por el piso.

Entonces en esta segunda adolescencia, cuando crees que vas superando las frustraciones por lo pasado y lo no logrado, comienza una nueva incertidumbre.  ¿Qué pasará con mi futuro?  Y te das cuenta de que te tienes que preocupar por el futuro para no estar lamentándote como ahora.  Y se desata el segundo torbellino de preocupaciones.  Se hace imperativo abrir una cuenta de ahorro para pagar la egida, conseguir un seguro de vida, verificar los ahorros del seguro social, adquirir un plan médico reforzado, preparar el testamento, pagar la cremación y así.  Y esto esta simplificado, porque no voy a tocar el tema de los dilemas que se enfrentan también con la pareja.

¿En la primera adolescencia como lo resolví? Escribiendo en el diario, peleando con mami y reventando las espinitas de la cara. Luego dejando pasar el tiempo y dándole la bienvenida a las nuevas batallas del joven adulto.  Esto no es opción ahora.  En esta etapa hay que tomar medidas inmediatas y contundentes. Eres adulto determinado y sabes lo que quieres, o bueno por lo menos sabes lo que no te salió bien y no quieres repetir.  Ya no hay espacios para posponer. Tienes la edad, tienes la madurez, la energía y un chin de juventud.   Es el momento, el gran momento de preparar tu “Bucket list”.

No malinterpretes, no te estoy desahuciando. Al contrario, prepararás un listado para ayudarte a vivir con propósitos y objetivos definidos. Son varias listas, así que en cada una tómate tu tiempo para analizar tu vida y escribir con toda honestidad en cada listado. Se ve un ejercicio sencillo pero te brindará grandes resultados.

Aquí están las cinco listas que deberás preparar y te muestro varios puntos que te sirven de ejemplo:

bucket list.jpg

Luego que completes todas tus listas habrás logrado una introspección en tu mente. Conocerás tus verdaderos intereses y prioridades. Ya los tendrás plasmados en papel y lo que resta es leerlos, seguir al pie de la letra el listado número 5 y cuando desanimes re-lees el listado 1, 2, 3 y 4.

keep calm¡Y no estás viejo nah! Me parece que esta segunda adolescencia que algunos atraviesan no es más que un jamaqueo necesario para que arranques con ímpetu a retomar las metas y sueños que se quedaron en el tintero. Ahora disfrutarás de la vida con la madures y experiencia adquirida en estos treinta y pico de añitos, sin los límites y carencias de tu primera adolescencia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s